Home/Artículos, Nota de Interes/Calificación del INEA como SDN por parte de la OFAC

Calificación del INEA como Specially Designated National (SDN) por parte de la
Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de los EE.UU
y sus implicaciones para el sector marítimo venezolano

Por: Gustavo García, José Manuel Vilar, Gerardo Ponce

Caracas, 28 de enero de 2021


La OFAC, aplica y administra sanciones económicas, impuestas a diferentes individuos o entidades relacionadas con otros países, sobre la base de sus Programas de Sanciones, generales o específicos. En tal sentido:

  • Estos programas o regulaciones de sanciones OFAC tienen un amplio rango. Como regla general, ninguna compañía o persona estadounidense, debería emprender transacciones financieras o proveer servicios, vender bienes o estar relacionada con personas naturales o jurídicas que hayan sido objeto de sanciones y que se encuentren en las denominadas listas OFAC.
  • En concreto, los programas de sanciones u Órdenes Ejecutivas (OE) relacionadas con Venezuela desde el año 2015 al mes de enero 2021; van desde sanciones específicas a funcionarios del estado venezolano, particulares y empresas privadas hasta sanciones o regulaciones específicas y generales a un sector particular o a entes y empresas del estado, tales como Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA); el Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), como detallaremos más adelante, entre otros.
  • En tal sentido, y en el marco del Programa de Sanciones, tengamos en cuenta que la implementación de estas, deja a salvo los supuestos u operaciones expresamente autorizadas por medio de licencias o autorizaciones particulares, siendo esta la excepción a la regla.
  • En este contexto, la OFAC, recientemente actualizó o amplió la lista de personas y entes calificados como Specially Designated National (SDN), y por lo correspondiente a Venezuela, en fecha 19 de enero de 2021, incluyó en esa lista -entre otros- a la Autoridad Acuática Venezolana, es decir al Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA). Su inclusión amplía la lista correspondiente a los SDN, que derivan de la Orden Ejecutiva EO13850 del mes de noviembre de 2018 y las que le preceden.
  • Así, con base a la Orden Ejecutiva (OE) No. 13850; serían objeto de sanción aquellos involucrados, responsables o cómplices, directa o indirectamente relacionados con transacciones que supongan haber asistido, patrocinado o proporcionado materiales o elementos financieros, físicos o soporte tecnológico para el suministro de bienes o servicios que sirvan o den apoyo a transacciones descritas como restringidas; o para cualquier persona cuyos bienes e intereses estén bloqueados, de conformidad con determinadas Órdenes Ejecutivas o califique como SDN.
  • En consecuencia, el establecimiento de sanciones se determina a partir de la vinculación con alguna persona o ente que se encuentre incluida, mencionada o identificada en alguna Orden Ejecutiva (OE) y en consecuencia haya sido expresamente calificada como Specially Designated National (SDN).
  • En este contexto, debemos recordar que el sector portuario (no petrolero) venezolano, no ha sido objeto de sanciones por parte de la OFAC y estaría -inicialmente- legitimado para operar, de conformidad con la Licencia General Nº 30 de fecha 5 de agosto de 2019, que tuvo como objetivo autorizar transacciones o procesos, relacionados con operaciones portuarias y aeroportuarias, que pudieran involucrar al “Gobierno de Venezuela”, y que resulten incidentes y necesarias para el uso de puertos y aeropuertos en Venezuela, lo cual incluye la prestación -entre otros- de servicios de pilotaje, lanchaje y remolque, que son prestados por el INEA.
  • Una interpretación estricta de la EO13850, y de la reciente calificación del INEA como SDN y que resulta posterior a la publicación de la Licencia Nº 30, pudiera llevarnos a considerar que, cualquier operación, transacción, relación y/o pagos de servicios conexos o no al uso de puertos en Venezuela o por cualquier otro concepto, que se materialice directamente o a través de terceros, pero que tenga como destinatario final un ente calificado como SDN, en este caso el INEA, quedaría expuesta al posible establecimiento de sanciones por parte de la OFAC, lo cual puede incluir el bloqueo de cuentas bancarias, bienes, inclusión en las listas SDN, entre otros. Lo cual, adicionalmente tendría un impacto negativo en el transporte de bienes y personas hacia puertos venezolanos.
  • No obstante lo anterior, presumimos que el objeto de la OFAC, es limitar el margen de acción y relacionamiento del INEA con terceros, que le permitan coadyuvar o ser parte de procesos de evasión de prohibiciones ya establecidas en relación al comercio y transporte de hidrocarburos o en general de productos asociados a la industria petrolera y concretamente a Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), pudiendo ser estas las razones por las cuales se le habría sancionado.
  • En consecuencia, con base a una interpretación menos estricta, pudiera asumirme que la única relación legítima, que pudiera justificar la aceptación de prestación de servicios y consecuentes pagos al INEA, por parte de armadores, fletadores, agencias navieras, fletadores, entre otros; serían aquellas que se deriven única y exclusivamente, del supuesto establecido en la Licencia General Nº 30, esto es, aquellos relacionados con servicios conexos para el uso de puertos, que adicionalmente en Venezuela, están calificados como servicios públicos, y en la práctica -aunque pudiéran ser objeto de concesión- no se encuentran tercerizados, siendo este precisamente el paraguas o instrumento marco que justificaría la mínima vinculación con el INEA, por lo correspondiente a estos servicios conexos.
  • Por último, este tipo de interpretaciones u otras, no suponen un razonamiento único que pudiera servir de base a cualquier armador, agente naviero, empresas de seguro, etc., para fundamentar su relación actual y futura con el INEA, mucho menos si se trata de transacciones, procesos o asuntos que nada tengan que ver con la prestación de los servicios conexos para el uso de puertos, por lo tanto, lo recomendable en última instancia y por lo que corresponde única y exclusivamente a operaciones portuarias en Venezuela, no vinculadas con el sector petrolero, es con base al caso particular, realizar una consulta directa a la OFAC, o esperar un pronunciamiento general o aclaratoria, que dilucide o ratifique -entre otras cosas- la vigencia de la Licencia General Nº 30 y su no afectación, por la reciente actualización de la lista SDN, en los términos expuestos.

Estos comentarios y análisis, pudieran variar y ser actualizados, en la medida que existan nuevos elementos o aspectos de orden regulatorio o sancionatorio, por parte de la OFAC en esta materia, y por lo correspondiente a los asuntos que han sido señalados. No dude en contactarnos, en caso de requerir información adicional.-

Volver a nuestro blog