Home/Artículos/Los Puertos Marítimos y la Tecnología 5G

Los Puertos Marítimos y la Tecnología 5G

Autor: Abg. Gustavo García[1]

Sumario

I. Introducción. II. ¿Qué es la tecnología 5G? Definición, características. III. Escenarios y sectores que se beneficiarían de las redes 5G. IV. Usos del 5G en puertos marítimos. V. Europa y Asia como pioneros en su aplicación. VI. Riesgos y retos de la tecnología 5G vs ciberseguridad. VII. Conclusiones. Referencias Bibliográficas.

Palabras claves: tecnología 5G, puertos, sector marítimo, navegación, inteligencia artificial, redes, tecnología móvil, IoT, data, China, Europa, EE.UU., ciberseguridad.

I. Introducción

El avance y desarrollo de prestaciones en materia de telecomunicaciones, abre la puerta a nuevas ventajas y usos de redes móviles, que transformarán el desenvolvimiento diario de personas, empresas y gobiernos. La quinta generación (5G) de tecnología móvil, sucesora de la tecnología 4G, que ha sido la protagonista durante los últimos años, ya está siendo usada en algunos países y sectores que le han puesto a prueba, adelantando el advenimiento o aparición del denominado internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Esta tecnología, destaca por un aumento extraordinario en la velocidad de navegación -que según los expertos- es cien (100) veces mayor a la tecnología actual; por una baja latencia o menor tiempo de respuesta para el envío y recepción de datos, reducida a milisegundos; y por constituirse como base para el uso masivo del referido IoT, que supondrá que cada vez una mayor cantidad de elementos estarán conectados a esa red celular.

En tal sentido, la tecnología 5G será parte fundamental de la transformación y mayor eficiencia de negocios inteligentes; ofreciendo oportunidades para potenciar la organización y prestación de gran cantidad de servicios en distintos sectores.

En nuestro caso, nos referiremos al uso de esta tecnología, como una pieza elemental en la automatización y modernización de las operaciones portuarias, lo cual permitirá a gran cantidad de puertos aumentar la conectividad, planificación, ejecución y control de sus operaciones e interconectar mayor cantidad de activos o elementos físicos y digitales, optimizando el papel que les corresponde como parte fundamental de la cadena de suministro a nivel mundial.

II. ¿Qué es la tecnología 5G? Definición, características

El desarrollo de las redes móviles ha sido clasificado por generaciones. Cada una, destaca elementos o aspectos básicos que le son comunes a todas, tales como, la velocidad para la transmisión de datos, el período o tiempo entre el envío y respuesta de una señal o datos determinados (latencia) y la tecnología utilizada.

Así, con base al consenso e ilustración de distintos expertos en la materia, es posible resumir y destacar de las anteriores generaciones móviles, lo siguiente:

  • Primera Generación (1G): esta tecnología se creó y desarrolló a finales de 1970, principios de 1980, bajo la utilización de datos o sistemas analógicos. Velocidad máxima 2 kbps (kilobits por segundo). Sólo permitía transmitir voz. Solía ser una red insegura.
  • Segunda Generación (2G): Inicia a principios de 1990, con la utilización de sistemas digitales. Velocidad máxima de transmisión 200 kbps. Transmisión de voz y data (mensajes cortos -SMS- y multimedia -MMS) a baja velocidad. Mejoró aspectos de seguridad.
  • Tercera Generación (3G): Año 2000. Se desarrolla el formato digital, presentando velocidades bajo el formato de banda ancha, que llegó hasta los 40 Mbps (megabits por segundo), esto es aproximadamente, unas 200 veces la velocidad de la tecnología 2G. Da inicio al internet móvil y al uso de los teléfonos inteligentes.
  • Cuarta Generación (4G): Inicia en el año 2010, su uso es masivo a nivel mundial. Alcanza velocidades de hasta 100 Mbps, superando las ofrecidas por la 3G, lo cual permite descargar datos y archivos de videos de alta definición, transmisión de video llamadas, música y otros servicios en tiempo real. Esta tecnología ha permitido el desarrollo de múltiples aplicaciones y redes sociales.

La quinta generación o 5G, aún cuando se encuentra a prueba en algunos países y venía siendo desarrollada desde hace unos años, pudiéramos considerar que hace su entrada oficial al mercado este 2020, aunque su implementación llegue a ser pausada. Y, como hemos señalado, además de desarrollar la conexión entre personas, se orientará en conectar objetos, elementos físicos, potenciando el referido Internet de las Cosas, IoT, con un retardo o muy bajo nivel de latencia y con velocidades de hasta 10 Gbps de subida y 20 Gbps de bajada. En función de estas características, se multiplica la cantidad de dispositivos conectados a una misma red y la cantidad, velocidad de transmisión.

En tal sentido, y tal como lo explican algunas empresas de tecnología, en este caso el Grupo Thales, con sede en Francia; la tecnología 5G está caracterizada por ocho (08) aspectos específicos:

  • Una tasa de datos de hasta 10Gbps – > de 10 a 100 veces mayor que las redes 4G y 4.5G.
  • Latencia de 1 milisegundo.
  • Una banda ancha 1000 veces más rápida por unidad de área. Hasta 100 dispositivos más conectados por unidad de área (en comparación con las redes 4G LTE).
  • Disponibilidad del 99.999%.
  • Cobertura del 100%.
  • Reducción del 90% en el consumo de energía de la red.
  • Hasta 10 diez años de duración de la batería en los dispositivos IoT (Internet de las Cosas) de baja potencia.[2]


Fuente: Grupo Thales

Estas prestaciones, de acuerdo a la importante empresa de telecomunicaciones sueca y uno de los principales desarrolladores de la tecnología 5G; Ericsson, permitirá disponer entre otras cosas, de:

«Redes eléctricas más inteligentes, para reducir en gran medida las emisiones de carbono; más vehículos interconectados, compartiendo datos para evitar colisiones o accidentes; Despliegue más rápido de servicios de emergencia; sensores conectados que puedan detectar y advertir desastres naturales a tiempo; uso de drones para aumentar la respuesta a situaciones de emergencia; diagnósticos y tratamientos de pacientes a distancia».[3] (Traducción libre)

Y a nivel industrial, permitiría la existencia de:

«Líneas de producción autónomas en función de la oferta y demanda; réplicas digitales que permitan advertir fallos reales en maquinarias con suficiente antelación; redes logísticas que encaucen autónomamente el manejo de mercancías; rastreo completo de bienes hasta almacenes y puertos; acceso remoto a poderosos robots y vehículos para mejorar la seguridad en entornos de riesgo (…)».[4] (Traducción libre)

En definitiva, se trata de características y beneficios que tienen un potencial enorme y supera las limitantes planteadas por el 4G, representando un cambio disruptivo que planteará un importante desafío a muchas organizaciones y empresas que -eventualmente- se verán comprometidas a sumarse y adaptarse a esta nueva tecnología o correr el riesgo de quedarse rezagadas y afectar su propia existencia y desenvolvimiento.

III. Escenarios y sectores que se beneficiarían de las redes 5G

La aplicación y despliegue del 5G aún se encuentra en una fase primaria. Uno de los requerimientos técnicos para su funcionamiento adecuado, supone la instalación de antenas ubicadas a menor distancia, dado que trabajaría con nuevos rangos de frecuencia que irían desde los 10 gigahertz (GHz) hasta los 300 GHz, a diferencia de las redes 4G que suelen trabajar con frecuencia de hasta 6 GHz. Aunque inicialmente, también pudieran utilizarse las bandas que sirven al 4G.

En este orden de ideas, se estima que la cantidad de antenas se multiplique en las ciudades y lugares donde se vaya a instalar esta tecnología, lo cual evidentemente incidirá en los costos y tiempos de inversión que supone su implementación.

Dicho lo anterior, es lógico suponer que la implementación de la tecnología 5G será distinta de un país a otro, en consideración a los retos o situación económica particular y a las necesidades de desarrollo tecnológico vigentes en cada uno. No obstante, el capital privado y el impulso que pudieran darle distintas industrias y actores o empresas interesadas en esta tecnología, asumiendo la totalidad o parte de la inversión para su implementación, resultará clave en su despliegue final.

Entre los sectores o sujetos que se beneficiarían del 5G, destacan:

  1. Aquellas industrias u organizaciones que puedan hacer uso de la robótica; hoy limitada por la tecnología 4G que se ve impedida de transmitir gran cantidad de datos en tiempo real;
  2. Aquellos que puedan realizar trabajo remoto, lo cual probablemente aumentará la externalización y desarrollo de muchos servicios;
  3. El sector de las telecomunicaciones y aquellas empresas dedicadas a la telefonía; que podrán ofrecer nuevos dispositivos móviles y servidores adaptados a la tecnología 5G, entre otros productos;
  4. El sector salud; que podrá mejorar la atención médica para diagnósticos y análisis en tiempo real, e incrementar las posibilidades para realizar intervenciones quirúrgicas a distancia, con el paciente y especialista en distintos lugares;
  5. La industria audiovisual: que podrá crear y desarrollar contenidos, videos que se transmitan o puedan descargar con una latencia sumamente baja, facilitando el consumo de tales productos;
  6. La industria automotriz y el transporte en general; seguirá y aumentará el desarrollo y oferta de automóviles autónomos que funcionen bajo conexión 5G por parte de distintos fabricantes, lo que supondría una mejora en el procesamiento de la información y seguridad sobre el entorno; el uso de drones a nivel comercial para la entrega de mercancías y otras actividades será una realidad.

El transporte y manejo de mercancías, en distintos eslabones de la cadena de suministro se automatizará y dependerá en parte de las prestaciones ofrecidas por el 5G, esto a nivel marítimo y portuario tendrá una relevancia particular, en lo relacionado por ejemplo, con la navegación electrónica y autónoma de buques, el manejo y procesamiento de datos a bordo, entre buques y como veremos en el siguiente capítulo, entre buques y puertos, así como en lo atinente a la prestación de servicios y manejo de mercancías a nivel portuario.

IV. Usos del 5G en puertos marítimos

El comercio y el transporte de mercancías a nivel mundial, depende en gran parte de la red portuaria existente en muchos países. Aproximadamente, el noventa por ciento (90%) de las mercancías son transportadas de un lugar a otro, vía marítima.

Así, a modo referencial, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), en el año 2018, aunque el volumen total del comercio marítimo bajó respecto al año anterior, fue de once mil (11.000) millones de toneladas; los puertos de contenedores manipularon unos setecientos noventa y tres millones (793.000.000) de TEUs, por indicar únicamente lo correspondiente al tráfico portuario contenedorizado. Y para principios de 2019, la flota mundial, entre petroleros, graneleros, buques de carga general, portacontenedores, entre otros; era de noventa y seis mil doscientos noventa y cinco (96.295) buques con una capacidad total de mil novecientos setenta (1.970) millones de TPM.[5]

De conformidad a lo anterior, resulta evidente la importancia de los puertos como eslabones esenciales en la cadena de transporte y su papel para permitir el trasvase de carga entre mar y tierra, lo cual depende a su vez -según las características y funciones de cada puerto- del conjunto de servicios asociados que deben prestarse para la atención a cada buque, recepción y despacho de la mercancía, atención a los pasajeros (en los casos y puertos destinados a este fin), entre otros. En definitiva:

«Los puertos son infraestructuras decisivas para el comercio internacional, el tráfico portuario mundial ha ido aumentando con los años, en paralelo al crecimiento económico y mundial. Como interfaz entre tierra y mar y punto de convergencia de varios medios de transporte, los puertos actúan como pasarelas comerciales en la medida en que brindan acceso a los mercados mundiales, incluso a los países sin litoral (…).

El desarrollo o mejora de las infraestructuras e instalaciones portuarias es un elemento importante de las estrategias de los puertos para resultar mas atractivos a las navieras como puertos de escala. Ello concierne tanto a las infraestructuras físicas como digitales».[6] (Subrayado propio).

En este propósito, en cuanto a la digitalización y automatización del sector del transporte marítimo:

«Las últimas tecnologías ofrecen nuevas oportunidades para lograr una mayor sostenibilidad en el transporte marítimo y los puertos, y mejoran el rendimiento y la eficiencia. La digitalización, las plataformas colaborativas y las soluciones basadas en las nuevas tecnologías e innovaciones como las cadenas de bloques se usan cada vez más en el sector del transporte marítimo, lo que conlleva una transformación de los modelos empresariales y de asociación»[7].

Como puede observarse, la tecnología es clave en la transformación y adaptación de los puertos a las nuevas circunstancias y exigencias derivadas del comercio mundial y la digitalización; y su consideración como Smart Ports.

Con referencia a lo anterior, es fundamental la existencia y disposición de canales o vehículos que permitan la transmisión y procesamiento de gran cantidad de datos, a una velocidad record o con la menor latencia posible, lo cual resulta fundamental para la toma de decisiones humanas o por parte de sistemas de inteligencia artificial, en estos entornos.

En este contexto, la tecnología 5G cobra protagonismo, al ser la nueva herramienta y generación de redes celulares puesta a disposición de las industrias, incluyendo al sector portuario, que podrá -a gran escala- disponer de la misma, para materializar en sus espacios el denominado Internet de las cosas (IoT), conectando gran cantidad de elementos y dispositivos físicos que estarán interrelacionados, mientras procesan múltiples datos y órdenes, según la función y características de cada puerto.

Al disponer del 5G, y dado que este amplía el bando de ancha, aumenta la velocidad de navegación y disminuye la latencia, podrán crearse nuevos servicios, aplicaciones y programas, que servirían -entre otros- a la recepción en puertos de los denominados buques autónomos o buques MASS, para lo cual es fundamental plataformas de comunicación fiables y veloces, como se ha indicado; ampliar y garantizar el acceso a internet en estas instalaciones; automatizar los servicios y operaciones portuarias, permitiendo incluso disponer de una representación virtual del puerto, para planificar o anticiparse a escenarios reales o toma de decisiones bajo una multiplicidad de escenarios operativos.

En concreto, y sobre la base del desarrollo actual de nuevas tecnologías, disponer del 5G permitiría, entre otras cosas:

  1. Potenciar programas y aplicaciones o apps, que permiten rastrear envíos;
  2. Mejorar la comunicación entre buques y puertos o entre estos y otros proveedores de servicios;
  3. Perfeccionar la planificación, ejecución de labores de pilotaje y remolque de buques haciendo uso de aplicaciones o programas que permitirían el intercambio de datos entre estos servicios, el buque y la autoridad portuaria en tiempo real;
  4. Mejorar la verificación y control de estado de contenedores en tiempo real;
  5. Optimizar el funcionamiento de sensores y sistemas de inteligencia artificial para controlar el tráfico en puertos o para trabajar bajo parámetros de realidad aumentada;
  6. Optimizar el uso de plataformas y software que permiten desarrollar y cumplir con los parámetros de ventanilla única;
  7. Mejorar la planificación digital de los servicios portuarios en general y el manejo de la mercancía, controlados y registrados bajo la plataforma blockchain o programas de procesamiento de big data;
  8. Servir a la creación y usos de software de servicios integrados, que permita el manejo del puerto en tiempo real bajo una visión holística, por parte de la autoridad portuaria;
  9. Optimizar el manejo y transmisión de datos provenientes de sensores, elementos de señalización y otros sistemas de ayuda a la navegación, interrelacionados con los procesos de control y toma de decisiones de la autoridad portuaria o sistemas de inteligencia artificial, y otros servicios portuarios.

En fin, las prestaciones de la tecnología 5G, redundarán en el mejoramiento u optimización de tecnologías ya existentes y facilitará la creación de nuevos servicios, aplicaciones y programas tecnológicos en el sector marítimo y portuario.

V. Europa y Asia como pioneros en su aplicación

El despliegue y uso de la tecnología 5G, como hemos señalado, aún está en proceso. Algunos países y ciudades, con la colaboración de sectores o industrias particulares están probando esta tecnología. Igualmente, son conocidas las disputas comerciales entre los Estados Unidos (EEUU) y China, que tienen al 5G como uno de los puntos en conflicto, mermando de alguna manera, el empuje para su implementación a nivel mundial.

No obstante, Europa y Asia son pioneros en la utilización primigenia del 5G. En nuestro caso, en consideración al tema de interés, es posible referir ejemplos conocidos a nivel noticioso, que destacan su actual o próxima utilización piloto, a nivel de puertos marítimos. Así:

(i) Puerto de Barcelona, España; se encuentra en ejecución de un plan para el uso del 5G, como parte de la nueva red de telecomunicaciones en sus instalaciones. Se trata de un programa dotado de €10.000.000, que les permitiría para el año 2023, de acuerdo a lo expresado por la Presidenta de la Autoridad Portuaria;

«(…) desarrollar una potente oferta de servicios, además de seguir creciendo como smart port (…) Se trata de una red 5G de gran capacidad y fiabilidad preparada para el Internet of Things (IoT) y para el creciente grado de automatización de las herramientas de gestión, no únicamente del puerto de Barcelona, sino de todo el sector logístico».[8]

(ii) Puerto de Algeciras, España: se encuentra en ejecución de un proyecto liderado por la Unión Temporal de Empresas entre Vodafone y Huawei, que forma parte de un programa mayor de inversión por el orden de los €25.000.000, y que tiene -entre otros objetivos- probar la tecnología 5G en ese estratégico puerto, con particular atención al tema de seguridad, en el tráfico de vehículos que se dirijan hacia zonas de embarques, haciendo uso de un sistema de señalización automático que orienten al conductor en el trayecto que debe seguir, sobre la base de un sistema de reconocimiento de matrículas conformado por cámaras conectadas a la red 5G y a la base de datos de las navieras.[9]

(iii) Puerto de Riga, Letonia: está utilizando tecnología 5G, en la realización de pruebas orientadas a la reducción de desechos y el aumento de la eficiencia ecológica en cada una de sus operaciones. Igualmente, reportan que en colaboración con la empresa Lufthansa Systems, estaría utilizando drones, programados y equipados con inteligencia artificial (IA) para determinar lo relacionado a la contaminación en ese puerto.[10]

(iv) Puerto de Hamburgo, Alemania: uno de los pioneros, considerando que ya para mediados de 2019, tenía mas de un año probando la tecnología 5G, y a la fecha su uso resulta ordinario como base de algunas de sus operaciones.

Las pruebas iniciales, fueron realizadas entre la Autoridad Portuaria de Hamburgo, Deutsche Telekom y Nokia, en un entorno real; comprobando la eficiencia del 5G para el monitoreo y análisis en tiempo real de datos de movimientos de buques y ambientales en zonas del puerto. Otra de las pruebas y aplicaciones usando la plataforma 5G, se hizo en el denominado Port Road Management Center; destinado al control remoto de los flujos de tráfico en el puerto, a través de un semáforo conectado a la red que permite guiar a los camiones, en determinadas áreas del puerto.[11]

De acuerdo, al Gerente de Proyectos de Investigación de Nokia y coordinador del Programa 5G, Christoph Schmelz:

«El proyecto en el Puerto de Hamburgo sirve como un plan para el uso industrial de la tecnología 5G. (…), en un entorno real, las redes móviles se pueden adaptar de manera rápida y flexible a las necesidades de los usuarios industriales gracias a la segmentación de la red».[12]

(v) Puerto de Livorno, Italia: se trata de otro puerto pionero, que bajo la tutela de Ericsson y el Consorcio Interuniversitario italiano de Telecomunicaciones (CENIT), tiene unos tres (03) años haciendo pruebas con el 5G en ese puerto.

Según los resultados expuestos por Ericcson, se habría demostrado que el referido puerto, pudiera ahorrar €2.500.000, gracias a las mejoras y optimización en el atraque de buques, así como al aumento de productividad en un veinticinco por ciento (25%) en el uso de las grúas pórticos y de muelle, controladas remótamente a través de la plataforma 5G.[13]

(vi) Puerto de Belfast, Reino Unido: ha usado la tecnología 5G, para trabajar en la mejora de alguno de sus procesos. En concreto, la empresa de telecomunicaciones BT Group y las sociedades Ubimax y VRtuoso junto a las autoridades del puerto, utilizaron esa tecnología en los procesos de inspección de las grúas, haciendo uso de la realidad aumentada y la recepción de data y video, en tiempo real; en la mejora de actividades de marketing y capacitación; y en la optimización de canales de información a través de videos en tiempo real, que interconecten el puerto con los distintos usuarios y clientes, transmitiéndoles de forma inmediata información que resulte de su interés.[14]

(vii) Puerto de Qingdao, China: principal puerto de ese país, famoso por ser el primer puerto automatizado en Asia, desde 2017, puso en marcha la tecnología 5G, bajo la tutela de Ericcson y China Unicom.

En tal sentido, estas empresas y las autoridades del puerto, demostraron que; el levantamiento de contenedores a través de grúas automatizadas de buque a tierra (STS), operadas remotamente a través de la plataforma 5G resulta eficiente; optimizaron el tráfico de datos provenientes de las cámaras de alta definición que sirven al puerto; demostraron la efectividad de la baja latencia de extremo a extremo al transferir gran cantidad de data en gigabits por milisegundos, entre otros.[15]

(viii) Puerto de Xiamen, China: ha realizado distintas pruebas y operaciones logísticas, teniendo como base la tecnología 5G. Por ejemplo, han demostrado la eficiencia y efectividad de camiones autónomos, para el traslado de contenedores en las zonas de su terminal, hasta llevarlos a un costado de los buques, para ser debidamente izados por las grúas del puerto.

Estas y otras pruebas, son realizadas por Cosco Shipping Ports en asociación con Dongfeng Commercial Vehicle Co y China Mobile, y según la misma:

«La práctica exitosa del proyecto modelo llevado a cabo en Xiamen Ocean Gate Terminal ha demostrado completamente que la tecnología 5G, inyectará una nueva vitalidad al desarrollo de la automatización, digitalización e información portuarias, y promovería la actualización y transformación inteligente de los puertos. (…)
Para 2025, los principales puertos de contenedores de China, pretender haber establecido, un sistema inteligente con percepción integral, interconexión ubicua y colaboración entre vehículos portuarios».[16]

(ix) Puerto de Singapur: de gran referencia a nivel mundial, es el segundo puerto más grande del mundo, recibe unos 300 buques diariamente, y mueve más de treinta (30) millones de TEUs al año.

Esta referencia, en lo relacionado a la aplicación de la tecnología 5G, resulta interesante, considerando que las disputas comerciales entre los EE.UU. y China, ha retrasado las pruebas y despliegues a gran escala de esa tecnología en su territorio, incluyendo a su puerto, salvo algunas pruebas relacionadas con el uso de camiones o vehículos sin conductor para mover los contenedores en sus patios (2019).

Sin embargo, la iniciativa gubernamental anunciada a mediados de 2019 para instalar varias redes 5G, a través de licencias otorgadas a determinadas empresas, que se escogerían con base a un concurso público que cuenta con unos $40.000.000[17], dio finalmente resultados, y se escogió a Ericsson y Nokia (operadores europeos) como empresas responsables del desarrollo de la red 5G junto a Singapore Telecommunications.

A la fecha, y visto el conflicto referido entre los EE.UU., y China, respecto al cual Singapur ha procurado mantenerse neutral, no se conocen los planes al detalle para desarrollar la tecnología 5G en el Puerto de Singapur. Huawei, ha quedado excluida de estos grandes contratos y básicamente sólo ha obtenido un contrato para participar en alguna de estas actividades junto a un pequeño operador local, TPG Telelcom. En cualquier caso, pudiéramos deducir que los trabajos para el desarrollo de la tecnología 5G en el puerto, pudieran ser desarrollados junto a Nokia o Ericsson.

Como nota final al presente capítulo, en lo que respecta a EE.UU., considerando su papel en materia tecnológica, las compañías líderes en desarrollar a nivel interno la tecnología 5G son; AT&T y Verizon. A estas dos empresas, le han sido asignadas la explotación de redes 5G en las principales ciudades norteamericanas. Ambas suman unos 147.000.000 de clientes, y desde este 2020 comienzan a ofrecer a sus clientes equipos para el uso y aprovechamiento del 5G, aunque la explotación real de esta red, aún se encuentre en un estado inicial.

En el caso de Verizon, es conocida su alianza con Apple y eventualmente con otras empresas que podrán disponer de su servicio denominado Verizon 5G Nationwide, que pudiera estar a disposición para unos 200.000.000 de personas, en el marco de estas alianzas. Restarían por conocer mayores detalles relacionados con la responsabilidad de estas u otras empresas de telecomunicación, para desarrollar la referida red, en determinados sectores industriales y empresariales, incluyendo el marítimo portuario.

VI. Riesgos y retos de la tecnología 5G vs ciberseguridad

Los procesos de digitalización y desarrollo de la tecnología, que recurren al uso, transmisión e intercambio de millones de datos a través de medio o canales de comunicación en red, son vulnerables a riesgos y amenazas de naturaleza cibernética.

En ese mismo sentido -expertos en la materia- han señalado que frente a esta nueva generación de redes celulares 5G, deben plantearse nuevas medidas de seguridad informática o ciberseguridad antes de su despliegue a gran escala, considerando que la recopilación, manejo y transmisión de datos aumentará en circunstancias nunca vistas, y cada nueva tecnología implica la aparición de nuevos riesgos.

En tal sentido, algunas agencias privadas y gubernamentales, han realizado estudios sobre las posibles vulnerabilidades del 5G, así; a propósito de las referencias a pruebas pilotos en distintos puertos, señaladas en el Capítulo V del presente artículo, la Unión Europea, fundamentada en los estudios realizados por la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información – ENISA, ha advertido en algunos informes sobre las amenazas y riesgos planteados. Destacando retos en materia de ciberseguridad, vinculados a:

«(…) la integridad de las redes, confidencialidad y privacidad; el papel de los proveedores en el funcionamiento de las redes 5G y el grado de dependencia de cada uno; (…) vulnerabilidades relacionadas con hardware, software y procesos; si bien muchas de esas vulnerabilidades no son específicas de las redes 5G, es probable que su número e importancia aumente con las del 5G, debido a un mayor nivel de complejidad de la tecnología; falta de preparación o insuficiencia de procedimientos de seguridad, como la actualización de programas informáticos, entre otros».[18] (Traducción libre)

En este contexto, la Unión Europea resalta aspectos que bien pudiéramos extrapolar a cualquier parte del mundo, incluyendo a nuestros países a nivel occidental; aunque es evidente que, al menos Latinoamérica, suele ser receptora de los avances o programas de seguridad informática que se estructuran en Europa o países como Estados Unidos, Australia o Reino Unido que cuentan con extraordinarias agencias de ciberseguridad y que se mantienen a la vanguardia en el diseño de frameworks o marcos de ciberseguridad en el mundo.

Todo lo anterior, sin considerar que el despliegue del 5G en algunos de nuestros países latinoamericanos, incluyendo Venezuela y a excepción de Brasil, Colombia y Chile, se concretará o desplegará a mediano nivel en unos años, vista las particularidades y condiciones socio – económicas, incluso políticas que imperan en nuestra región.

En definitiva, resulta de interés la importancia que provee la Unión Europea, a la actualización de los distintos tipos de instrumentos, normativas y directivas relacionadas con el marco regulador y de seguridad de los servicios de comunicaciones electrónicas y redes, para obligar a los países miembros a ejecutar y asumir medidas de mitigación de riesgos, exigidas para la implementación de la tecnología 5G e incluso para estar preparados si un evento o ciberataque a gran escala se concretara a través de esa nueva generación de redes. Finalmente, en los términos del informe referido, se enfatizan las advertencias relacionadas con:

«Una mayor exposición a los ataques y la existencia de más puntos de entrada para los atacantes (hackers): considerando que las redes 5G se basan cada vez más en programas informáticos, los riesgos relacionados con los principales fallos de seguridad, como los derivados de los procesos deficientes de desarrollo de programas informáticos de proveedores, adquirirán mayor importancia. También pudieran facilitar a los atacantes el manejo de elementos maliciosos más difíciles de detectar.
(…) Se prevé que las redes 5G se conviertan en la columna vertebral de muchas aplicaciones informáticas críticas, por lo tanto, la integridad y disponibilidad de esas redes se convertirán en una importante preocupación en materia de seguridad nacional y en un importante desafío para la seguridad desde la perspectiva de la Unión Europea»[19] (Traducción libre)

Así las cosas, en lo correspondiente al sector marítimo y evidentemente en lo relacionado a las operaciones portuarias y a la infraestructura que les sirve de base, la Organización Marítima Internacional (OMI), ha dictado algunas directrices en materia de ciberseguridad, en concreto: el Comité de Seguridad Marítima, adoptó la Resolución MSC.428 (98) en fecha 16 de junio de 2017, denominada Gestión de los Riesgos Cibernéticos Marítimos en los Sistemas de Gestión de la Seguridad. Este instrumento, junto a la Circular MSC-FAL.1/Circ.3; Directrices sobre la gestión de los riesgos cibernéticos marítimos, establecen lineamientos para el manejo, prevención y definición de acciones dirigidas a proteger el transporte marítimo, ante las nuevas amenazas cibernéticas que desafían el sector.

«En efecto, estos instrumentos hacen un llamado a las Administraciones, operadores y propietarios de buques, agentes navieros, fabricantes de equipos, proveedores de servicios, puertos e instalaciones portuarias, entre otros actores del sector marítimo; a trabajar y agilizar las labores para salvaguardar el transporte marítimo de las amenazas, actuales y emergentes, sobre activos tecnológicos que puedan producir fallos operacionales, de seguridad o protección del transporte marítimo, al ponerse en peligro información o sistemas.
En concreto, las Directrices sobre la gestión de los riesgos cibernéticos marítimos, no limitan a la propia normativa OMI, la práctica o formulas de ciberseguridad que cada ente o actor pueda implementar. Al contrario, les insta a remitirse a las prescripciones que puedan definir las Administraciones de los Estados de abanderamiento, y a cualquier otra norma o práctica adicional a las del sector, que les permita implantar o asumir los procedimientos de gestión de riesgos que estimen pertinentes».[20] (Subrayado propio)

Sobre la base de lo anterior, es oportuno reafirmar la importancia de implementar las mejores prácticas y protocolos en materia de ciberseguridad, teniendo como base o referencia el desarrollo de instrumentos y programas, desarrollados por los principales entes públicos o privados a nivel mundial, dedicados con un altísimo nivel de especialización a este tema.

Por otra parte, y aunque el objetivo de este análisis, no supone realizar menciones de orden político o relacionadas con conflictos comerciales o tecnológicos a nivel mundial, es oportuno referir hechos que resaltan a nivel noticioso, en relación al conflicto entre los Estados Unidos (EE.UU.) y China, por el manejo y despliegue de la tecnología 5G en el mundo.

Al respecto, tengamos en cuenta, que entre los principales desarrolladores del 5G básicamente -entre otros- Huawei (China), Nokia (Finlandia), Ericsson (Suecia) y Samsung (Corea del Sur), quien lidera este movimiento por disponer del mayor avance tecnológico y adelanto es Huawei. En este sentido, se ha indicado que:

«Las acusaciones de Estados Unidos contra Huawei son múltiples. Desde el incumplimiento del embargo contra Irán, hasta acusaciones de espionaje y robo de tecnología. (…) Para Estados Unidos, el principal riesgo es que 5G se convierta en un gran problema de ciberseguridad, tanto por el crucial papel que desempeñará, como por su propia estructura, más descentralizada. Los servicios de inteligencia estadounidenses temen que Huawei permita a las autoridades chinas utilizar sus equipos para controlar las comunicaciones y el tráfico de datos en países occidentales».[21]

En este tenor, y según se ha recogido en algunos medios:

«El pentágono sostiene que el mundo está comprometido en una nueva carrera de armamentos, que involucra tecnología en lugar de armas convencionales, y que representa un grave peligro para la seguridad nacional estadounidense. En una época en la que las armas más poderosas, además de las nucleares, están controladas desde el ciberespacio, el país que domine la red 5G obtendrá una ventaja económica, de inteligencia y militar durante gran parte de este siglo».[22]

Bajo este escenario, se ha resaltado que algunos países socios de los EEUU, como Japón y Australia, también han excluido a Huawei de la operación de sus redes. En el caso de Reino Unido, hicieron la excepción pero “limitando” las operaciones de Huawei en redes, a infraestructuras no críticas.

En el caso de la Unión Europea, hemos evidenciado que no se le ha excluido, y que, por el contrario, ha sido protagonista de algunos programas pilotos en esa región. En el caso de África y Latinoamérica, no se evidencian -en general- ningún tipo de restricciones a Huawei, y no se prevé que esto suceda.

Por último, los posibles daños a la salud relacionados con las redes 5G, constituye un aspecto de interés, que merece una mención. Así, tratándose de una nueva tecnología, que hará uso adicional de nuevas bandas del espectro electromagnético y requerirá del soporte e instalación de una mayor cantidad de antenas o de estaciones bases, existen teorías y organizaciones que alertan sobre posibles daños o afectaciones a la salud, producto de la radiación electromagnética que se pueda generar, específicamente en lo atinente a la banda de ondas milimétricas (mmw). Son conocidas las protestas en las principales ciudades del Mundo de Europa y los Estados Unidos en relación, a este tema.

Sobre el particular, nos limitaremos a referir la posición de un destacado miembro del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE, por sus siglas en inglés), con sede en los Estados Unidos, considerando que esta asociación mundial de ingenieros, ha realizado estudios sobre los efectos que puede provocar en la salud, la exposición a determinadas ondas o electromagnetismo.

Así, el editor del informe titulado Sistemas de Comunicaciones 5G y límites de exposición a la radiofrecuencia, Rod Waterhouse y miembro del IEEE, señaló que:

«La mayor preocupación sobre el impacto negativo del 5G en la salud, se debe a que sus torres celulares tienen una arquitectura muy diferente a las que soportan las redes celulares 3G y 4G. (…) una estación base 5G puede ser más pequeña que una mochila, podrá ser colocada casi en cualquier lugar, como en la parte superior de postes de luz, tejados. Lo cual significa que las estaciones estarán ubicadas cerca de casas, edificios, escuelas, tiendas, parques y granjas».[23] (Traducción libre)

No obstante, el ingeniero Waterhouse, explica que estas estaciones base, transmitirán una cantidad de energía mucho menor a las grandes antenas. Y en una primera etapa, operaría en bandas cercanas a la porción del espectro, ubicado por debajo de 6 GHz, en el cual funcionan hoy equipos 4G. Igualmente refiere, documentación y normativas internacionales que han establecido límites seguros de exposición a la radiofrecuencia, fundamentalmente lo establecido en la Norma IEEE para los niveles de seguridad de exposición humana a los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos[24], publicada en el año 2005 por el Comité Internacional de Seguridad Electromagnética del IEEE. Y ese estudio, abarcó investigaciones entre 3 kilohertz y 300 GHz.

En términos prácticos, Waterhouse concluye que:

«Debido a que la radiofrecuencia de los sitios celulares se encuentra en el espectro de radiación no ionizante, no es el tipo de radiación que podría dañar el ADN y posiblemente causar cáncer. El único impacto biológico conocido en los humanos, es el calentamiento de los tejidos. La exposición excesiva a radiofrecuencia hace que todo el cuerpo de una persona se sobrecaliente, a niveles peligrosos».[25]

En síntesis, Waterhouse señala que la percepción general es que las ondas milimétricas son seguras pero deben ser monitoreadas, y hace un llamado a los órganos reguladores que supervisan a las empresas de telecomunicaciones, para que asuman responsabilidades y garanticen la seguridad de la tecnología 5G.

VII. Conclusiones

  • La quinta generación (5G) de tecnología móvil o redes celulares, dadas sus extraordinarias características adelanta y potencia la materialización del denominado internet de las cosas, IoT y constituye parte fundamental de la transformación de negocios inteligentes en distintos sectores.
  • Entre los sectores que se beneficiarán a gran escala de la tecnología 5G, destaca el sector marítimo y portuario mundial, que tiene en esta nueva generación de redes celulares, una pieza elemental para la automatización y modernización de sus operaciones.
  • El despliegue 5G, representa un cambio disruptivo que plantea un gran desafío a cientos de organizaciones y empresas que pudieran verse forzadas o comprometidas a sumarse y adaptarse a esta nueva tecnología o asumir el riesgo de quedarse rezagadas.
  • La tecnología constituye una pieza clave en la transformación y adaptación de los puertos a los retos de la digitalización y a las nuevas exigencias derivadas del comercio mundial; y su consideración como Smart Ports.
  • El despliegue y uso de la tecnología 5G, está en desarrollo, mientras es probada en algunas países y sectores industriales. Las disputas comerciales entre los Estados Unidos (EE.UU.) y China, en relación a esta tecnología, ha impactado y disminuido el empuje para su establecimiento a nivel mundial.
  • La creación de nuevas prestaciones, la materialización del IoT y la recopilación, manejo y transmisión de data aumentará y se potenciará en gran manera, y con ello la aparición de nuevos riesgos cibernéticos frente a los cuales deben plantearse nuevas medidas, prácticas y protocolos de ciberseguridad.
  • El posible uso arbitrario o con fines ilegítimos de la tecnología 5G por parte de cualquier autoridad o entes de gobierno a nivel mundial, deberá ser denunciado y advertido, especialmente, en la medida que atente contra la humanidad o poblaciones en particular.
  • A diferencia de Europa, el despliegue del 5G en algunos de nuestros países latinoamericanos, incluyendo Venezuela y a excepción de Brasil, Colombia y Chile, se concretará a mediano nivel en unos años, considerando las particularidades y condiciones socio – económicas y de orden político que predominan en nuestra región.
  • Se estima que el uso de las redes celulares 5G, no representa un riesgo para la salud, sin embargo, tanto las denominadas ondas milimétricas como el uso del espectro radioeléctrico para su explotación, debe ser monitoreado por las autoridades reguladoras y competentes en la materia, quienes en definitiva deben garantizar la seguridad de esta tecnología.

Referencias Bibliográficas

Publicaciones en Medios Electrónicos:

Cosco y Dongfeng prueban camión autónomo en el puerto de Xiamen. MasContainer. [Transcripción en Línea], Disponible en: https://www.mascontainer.com/cosco-y-dongfeng-prueban-camion-autonomo-en-el-puerto-de-xiamen/ [Consultado: 2020, septiembre 17].

Cybersecurity of 5G networks – EU toolbox of risk mitigating measures (2020). [Transcripción en Línea], Disponible en: https://ec.europa.eu/digital-single-market/en/news/cybersecurity-5g-networks-eu-toolbox-risk-mitigating-measures [Consultado: 2020, octubre 02].

El Puerto de Barcelona inicia este año el despliegue de su red 5G (18 de mayo de 2020). El Mercantil. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://elmercantil.com/2020/05/18/el-puerto-de-barcelona-inicia-este-ano-el-despliegue-de-su-red-5g/ [Consultado: 2020, septiembre 10].

El puerto principal de China se actualiza con tecnología 5G (26 de febrero de 2019). World Energy Trade. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://www.worldenergytrade.com/logistica/puertos-y-aduanas/el-puerto-principal-de-china-se-actualiza-con-tecnologia-5g [Consultado: 2020, septiembre 14].

Ericsson demuestra el beneficio de la tecnología 5G en los puertos (21 de julio de 2020). Loginews. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://noticiaslogisticaytransporte.com/nuevas-tendencias/21/07/2020/ericsson-demuestra-el-beneficio-de-la-tecnologia-5g-en-los-puertos/154520.html [Consultado: 2020, septiembre 17].

García, G. (2020). Ciberseguridad Marítima, [Transcripción en Línea], Disponible en: https://sovconsultores.com.ve/ciberseguridad-maritima/ [Consultado: 2020, septiembre 22].

Huawei toma la delantera en la tecnología 5G y EEUU lo quiere detener (28 de enero de 2020). Semana. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://www.semana.com/mundo/articulo/huawei-toma-la-delantera-en-la-tecnologia-5g-y-eeuu-lo-quiere-detener/649708/ [Consultado: 2020, octubre 05].

Informe sobre el Transporte Marítimo 2019, 31, [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://unctad.org/es/PublicationsLibrary/rmt2019_es.pdf [Consultado: 2020, septiembre 9].

La guerra por el 5G enfrenta a Estados Unidos y China (11 de mayo de 2019). Infobae. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://www.infobae.com/america/mundo/2019/05/11/la-guerra-por-el-5g-enfrenta-a-estados-unidos-y-china/ [Consultado: 2020, octubre 05].

Las operadoras de telecomunicaciones de Singapur, licitan para las nuevas licencias 5G (2020). Icex. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/noticias/telecomunicaciones-licitar-5g-singapur-new2020846929.html?idPais=SG [Consultado: 2020, septiembre 15].

Nokia y Deutsche completan con éxito prueba piloto de tecnología 5G (12 de junio de 2019). World Energy Trade. [Transcripción en Línea], Disponible en:

https://www.worldenergytrade.com/logistica/investigacion/nokia-y-deutsche-completan-con-exito-prueba-piloto-de-tecnologia-5g-para-puerto-de-hamburgo [Consultado: 2020,

septiembre 10].

Presentando la tecnología 5G, [Transcripción en Línea], Disponible en: